Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)

Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)
ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL (Pincha en la imagen)

Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 7 de diciembre de 2015

Acoso escolar o bullying: “Maricón el último”

 

Vagabundo

bullying fueraTras más de cuatro años y medio desde la apertura de este blog,  

CONTRA EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING

y prácticamente un millón de visitas, poco o nada ha cambiado: Demasiadas víctimas inocentes con secuelas muy graves y permanentes; demasiadas alimañas sueltas, demasiados observadores mirando a otro lado: cómplices silenciados o en el peor de los casos al lado de los hostigadores, al lado parece ser de los “vencedores”, de los dominantes, de los opresores, de los que ningunean tantos casos de acoso y derribo hacia víctimas y familiares; opresores que, en demasiados casos, por inacción, consentimiento e incluso apoyo de las instituciones implicadas se hacen cada vez más fuertes y poderosos. Potencian su ego y alimentan su psicopatología con esta farsa socio-institucional donde las máximas parecen ser:

- Para el depredador “hunde a quien corresponda pero que no se note“.

- Y para la víctima: “No se te ocurra denunciar el acoso al que estás siendo sometido y menos dudar de la sacrosanta justicia de las instituciones porque sino serás linchado”.

Y es que parece ser que en pleno siglo XXI seguimos ejerciendo la filosofía de la muy vulgar frase, pero me temo muy llevada a la práctica “maricón el último”

sábado, 5 de diciembre de 2015

Las denuncias por acoso escolar, siempre por escrito

 
Cuando el agresor está en el aula 
  • Asociación de víctimas lamenta la inhibición de los centros
  • 'Hay administraciones que sólo actúan cuando la denuncia entra por registro'
Teresa López Pavón Encarna García conoce de primera mano el sufrimiento de una niña por una situación de acoso. Portavoz de la Asociación contra el Acoso Escolar (ACAE), con sede central en Asturias, se escandaliza de la pasividad con que muchos centros escolares y muchos docentes siguen respondiendo a los casos de acoso que con frecuencia se conocen en los colegios e institutos. En el caso más reciente, el registrado en el instituto Guadiana de Ayamonte, lo ocurrido responde a un dramático patrón demasiadas veces repetido: una niña denuncia ser víctima de continuas humillaciones y vejaciones por parte de unas compañeras; los profesores miran para otro lado o, a lo sumo, aplican un protocolo manifestamente insuficiente, y la alumna se ve obligada a abandonar el instituto para evitar el contacto con sus agresoras. En esta ocasión, una denuncia ante la Guardia Civil ha servido para sacar a la luz los hechos, pero también la falta de respuesta en el ámbito educativo: los centros se escudan en la falta de competencias y herramientas y la Consejería de Educación se afana simplemente en ocultar el problema. Encarna García no entiende, sin embargo, que la comunidad educativa pueda desentenderse ante situaciones tan graves que sin duda afectan a la convivencia en el centro, con independencia de que las agresiones se produzcan dentro o fuera de los muros de la escuela. La portavoz de ACAE subraya el hecho de que este tipo de acoso se da, sobre todo en niñas, y fundamentalmente en los últimos cursos de Primaria y los primeros de Secundaria. Encarna García aconseja a los padres que actúen a los primeros indicios, cuando el niño empieza a poner excusas para no ir al colegio y somatiza el estrés que le produce la situación de acoso: "Hay una serie de síntomas que nos deben poner sobrealertas, como los dolores repentinos y el nerviosismo del domingo a última hora". La presidenta de ACAE aconseja igualmente denunciar los hechos ante el centro y ante la administración "siempre por escrito", porque es la única manera de que quede constancia, si la hubiere, de la responsabilidad, por omisión, de la autoridad educativa. "Existe una responsabilidad, incluso penal, por omisión del deber de socorro, con el agravante de que la víctima es un menor. Ya tenemos antecedentes de centros condenados por no actuar a pesar de conocer lo que estaba ocurriendo dentro de sus aulas". "Desgraciadamente, sin embargo, hay administraciones que sólo responden cuando la denuncia entra a través del registro", añade Encarna García. La asociación (acae_asturias@yahoo.es), con amplia experiencia en dar apoyo legal y psicológico a las víctimas y a sus familias, lamenta que Andalucía sea una de las comunidades autónomas donde "se intenta ocultar" el problema del acoso escolar, alargando el sufrimiento de las víctimas y abordando el problema, si es que se hace, con "protocolos ineficaces". "Para la administración, sigue siendo un enorme tabú que es mejor eludir". "Al final, como ocurre con las mujeres maltratadas, son las víctimas las que sufren la estigmatización y las que tienen que abandonar el instituto", como ha sucedido en Ayamonte. Fuente:  http://www.elmundo.es/












martes, 10 de noviembre de 2015

Denunciar casos de bullying y a los colegios que no los eviten, a través de app

 

Vagabundo

bullying denunciaLeo la siguiente publicación y no puedo remediar evocar tantas y tantas llamadas de auxilio a demasiadas organizaciones no gubernamentales y a no menos instituciones públicas, supuestamente garantes y protectoras de los derechos del menor.

Sigo leyendo y confieso que surge en mí una especie de sensación agridulce por el respeto y envidia  hacia lo que se dice:

“Si los centros no manejan los avisos de acoso en el momento oportuno o directamente los ignora por completo, los responsables de Bully Tap cursarán una demanda civil en contra de la escuela o acosador.“

- Respeto dulce por la decisión de los responsables de ese programa de llevar a los juzgados a quienes por omisión, inacción o sencillamente por falseamiento de realidades y/o complicidad con agresores se desmarcan de sus deberes.

- Envidia agria por el amargo y constante recuerdo de tantos y tantos  correveydiles, corruptos éticos y cobardes colaboradores o testigos mudos que en el mejor de los casos nada hicieron (en el peor sembraron bulos, rumorología goebbeliana e incluso falsas denuncias, con tal de poner a salvo sus prostituidas posaderas).

Pandilleros no sólo pertenecientes a colegios (no pocos padres, demasiados maestros y direcciones de colegios…), sino a quienes en teoría debían supervisar, analizar e inspeccionar la labor de esos centros: Inspectores de Educación, Equipos de Orientación, Jefes de Servicios, Directores Generales, Consejeras y demás actores de ese  tétrico teatro. Contribuyentes de ese carnaval apandador al que se sumaron otras instituciones relacionadas con Servicios Sociales, Bienestar Social, Familia y relacionados. Gentío sectareo al que se sumaron no pocas organizaciones no gubernamentaloides, supuestamente defensoras de menores y colaboradoras con las primeras. Consúltese entre otros enlaces:

LA CADENA COBARDE, LA CADENA DEL SILENCIO

ORGANIZACIONES PSEUDO NO GUBERNAMENTALES 

"ASOCIACIONES" RELACIONADAS CON EL ACOSO ESCOLAR

LA PROPAGANDA GOEBBELIANA DE LA JUNTA DE EXTREMADURA

¡SI TE MOLESTAN NO CALLES, SI TE MOLESTAN, JÓDETE!

LA RAMPA DEL SILENCIO CÓMPLICE

ATENCIÓN Y PROTECCIÓN A LA INFANCIA

Si lo que la noticia afirma es cierto, qué pena no poder contar con ella, aquí en este país de las maravillas, donde demasiadas Alicias atemorizadas, son ninguneadas, banalizadas, excluidas, acosadas, castigadas a ser potenciales maltratadas en sus vidas adultas y con una enorme carga a sus espaldas en forma de secuelas perdurables por vida, algunas de ellas incluso candidatas a un suicidio inducido.

Os dejo con la noticia

lunes, 9 de noviembre de 2015

Víctimas del acoso escolar: culpa, vergüenza y silencio

 

ACOSO ESCOLAR o bullyingBelén, Lola y Dani cuentan lo que les pasó. Analizan los fallos del sistema, proponen herramientas y animan a salir de una pesadilla que afecta a 1 de cada 4 menores escolarizados en España.

 

Julia Cruz @Jcruzrios

Cuando la madre fue al cuarto a despertarle por la mañana para ir al colegio, no encontró a su hijo en la habitación. Una nota en el escritorio y la ventana abierta. Había saltado al vacío.

Un niño de 11 años se suicidó el miércoles 14 de octubre en el municipio madrileño de Leganés. En la nota pedía perdón a sus padres y decía que no quería ir al colegio. La investigación continúa abierta, por lo que aún se desconoce si se trata de la última víctima mortal por acoso escolar en España.

En mayo de este año, también en Madrid, Arancha, de 16 años y discapacitada, se arrojó por el hueco de las escaleras de su casa. Antes envió un whatsapp a sus amigas en el que decía que no tenía ganas de vivir. En 2013, Carla, 14 años, saltaba desde un acantilado al cantábrico en Gijón.

Su historia la van a contar ellos. Víctimas del acoso escolar. Personas que hoy tratan de darle la vuelta a su mala experiencia, sentando las ideas fundamentales y creando herramientas eficaces para ayudar a los niños y adolescentes que sufren bullying. Personas que nunca olvidarán el día que, al ser señalados por el dedo de un compañero, les cambió para siempre. Su historia, la de las niñas y niños acosados en el colegio, la van a contar ellos.

lunes, 2 de noviembre de 2015

¿De vez en cuando la vida? Reflexiones ante la crónica de un fracaso anunciado (Secuelas de un acoso escolar ocultado)

 

Vagabundo

enredadaExpresaba el maestro Serrat,

De vez en cuando la vida nos besa en la boca

y a colores se despliega como un atlas,

nos pasea por las calles en volandas

y nos sentimos en buenas manos;

se hace de nuestra medida, toma nuestro paso

y saca un conejo de la vieja chistera

y uno es feliz como un niño cuando sale de la escuela…

Sin embargo la vida ha debido olvidar a no pocos anónimos excluidos. Solitarios exiliados que ni se sienten en buenas manos ni parecen estar siquiera en listas de espera necesitados de ser besados y abrazados; de ilusionarse con la magia que, de vez en cuando, deberían ser regalados por unas excitantes vivencias; esas que deberían aparecer en nuestras vidas, al menos de vez en cuando. Así que ni siquiera hay escuela para satisfacer en la salida, la huida, la libertad de terminar y de sofocar ataduras impuestas, cual infante soñador y feliz que siente escapó momentáneamente de la prisión del aula.

Ayer precisamente hablaba con una amargada y angustiada joven, perdida, desubicada, desilusionada de su vida y sobre todo de sus tristes vivencias, aunque ignorante de su desolada realidad; esa que tanto teme y no quiere ver.

martes, 20 de octubre de 2015

«Manga ancha» ante el acoso psicológico en el aula

 

acoso complicidadUn experto advierte de «la manga ancha» ante el acoso psicológico en el aula

«La violencia escolar que más se trivializa, como el poner mote a un niño o reírse de su aspecto, causa más daño que las agresiones físicas»

 

Rafael Montaner

Uno de los principales expertos en acoso y violencia escolar en España, el doctor en psicología Iñaki Piñuel (Madrid, 1965), criticó ayer en el Colegio CEU San Pablo de Moncada «las prácticas de manga ancha» ante al hostigamiento psicológico en las aulas. «En pleno siglo XXI no se pueden consentir que en la escuela se ridiculice a un niño por su aspecto», advierte Piñuel, coautor del «Estudio Cisneros X. Violencia y acoso escolar (2007)» que alerta que casi uno de cada cuatro alumnos españoles (23,3 %) desde Primaria hasta Bachiller es víctima de violencia y acoso.

El acoso invisible „las conductas de hostigamiento psicológico, bloqueo social y exclusión„ que, según Piñuel, tiende a banalizarse como cosas de niños es el que más secuelas deja. «La violencia escolar que más se trivializa, como el que se le ponga mote a un niño, el reirse de el cuando se equivoca, el burlarse de su aspecto físico o las amenazas, es la que más estrés postraumático causa», advierte … Seguir leyendo…